El servicio de Hemoterapia del Hospital de Allen comenzó a funcionar con autonomía del servicio de Laboratorio, dotándolo de una mayor capacidad de funcionamiento y mejor organicidad.

Un avance histórico para la comunidad y un sueño hecho realidad para ATE.

Es que el sindicato siempre bregó por la identidad propia del servicio, que cumple 30 años desde la primera transfusión.

"Para los trabajadores es un acontecimiento digno de celebrar, porque reconoce la profesión y la tarea que realizan a diario”, dijo Carolina Suárez, secretaria general de la seccional Allen de ATE.

“Destacamos la gestión de las autoridades de Salud, que han entendido el reclamo del sindicato: las trabajadoras ahora tendrán su espacio propio y se dedicarán exclusivamente a las actividades propias del servicio", agregó.

Hemoterapia cuenta con la aparatología adecuada, el espacio físico necesario y dos trabajadoras técnicas que realizan la atención al donante inmune, hematología, separación de los hemocomponentes y transfusiones, entre otras tareas.

“Convocamos a la población a donar sangre de manera voluntaria y altruista, porque Donar Sangre es dar Vida”, señaló por su parte Andrea Uribe, delegada de ATE en el sector.-