Con el objetivo de preservar y salvaguardar el archivo histórico, personal del Museo del Riego de Contralmirante Cordero comenzó hace seis meses un proceso de digitalización.

Se trata de documentos, fotos, actas, planos y certificación de contratos que abarcan desde 1910, año de inicio de la obra del Dique Ballester hasta 1934, momento de inauguración de la misma.

El proyecto, financiado desde 2016 por el entonces Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, dispuso un monto de $600.000 con el que se adquirió equipamiento de última tecnología, computadoras, scanners y herramientas específicas para la labor.

 "En estos meses hemos armado un laboratorio donde se realiza semanalmente la tarea que incluye todo tipo de documentación que guardamos en nuestro archivo físico desde 1910 a la fecha", explicó el secretario de Gobierno de Contralmirante Cordero, Horacio Zúñiga.

"La obra de construcción del dique fue fotografiada paso a paso desde 1910 hasta 1934", indicó el funcionario, y explicó que por la cantidad de material existente, al equipo propio de la institución se sumaron especialistas en fotografía, vídeo y en redes sociales, además de un museólogo que es quien administra el proyecto de 18 meses de duración.

Zúñiga adelantó que una vez realizada la digitalización total, se procederá a la ejecución de vídeos 2.5D buscando dar vida a la historia a través de didácticas animaciones audiovisuales de escasa duración.

Cabe destacar que dentro del esquema de modernización que está afrontando el Museo, se está preparando una novedosa exposición en renovadas vitrinas diseñadas y ejecutadas con fondos propios con el objetivo de hacer cada vez más atractivo el relato de la historia del Alto Valle al rededor de su sistema integral de riego.-